Los collares y gargantillas son unos de los complementos más vistosos que pueden complementar o resaltar cualquier outfit a la vez que nos ayudan a realzar el rostro y estilizar nuestro cuello.

Son un gran accesorio con infinidad de posibilidades pero debes tener cuidado a la hora de combinar tus prendas ya que el collar o gargantilla adecuada dependerá del tipo de blusa o escote que llevemos en cada momento.

En este post te damos unos sencillos consejos que puedes seguir para elegir el collar perfecto en función del tipo de blusa o escote que lleves. ¡Presta atención!

  • Escote corazón: Para este tipo de escote tendrás que elegir una gargantilla corta o mediana. Podrás elegir cualquier tipo de gargantilla, desde una sencilla a una llamativa. Eso sí, que quede siempre sobre la piel para realzar el cuello y el rostro. También ten en cuenta el color de tu piel y es de la parte superior de tu outfit para elegir correctamente la gargantilla o collar.

  • Escote en V: Los escotes en V pueden combinarse con collares o gargantillas que nunca sobrepasen el escote o que tengan la misma forma en V. Puedes elegir un collar con la misma forma del escote con piedras o cualquier otro adorno.

  • Escote bote: Para este tipo de escote lo mejor es elegir collares finos y sencillos, pueden ser largor o cortos. Si eliges un collar corto que quede siempre dentro de la piel. No optes por un collar demasiado grande o recargado para así lograr que el cuello se vea más largo y estilizado.

  • Cuello alto o tortuga: Lo mejor para este tipo de escote es un collar largo y/o grande ya que de esta manera ayudaras a estilizar tu figura. Elige diseños que vayan en armonía con el estilo y los colores de tus prendas. Puedes elegir un sutil collar largo o una gargantilla original.

  • Escote redondo: Lo mejor para este tipo de escote es un collar o gargantilla corta, puede ser fina o gruesa, pero que quede siempre dentro de la piel en línea con el escote. Anímate a elegir colores que hagan contraste con tus prendas y realcen tu look.

  • Escote cuadrado: Al igual que el escote redondo, el escote cuadrado luce mejor con collares cortos y gargantillas que ayudan a estilizar el cuello y se lucen en la zona de la piel. Puedes elegir uno que tenga formas angulosas o geométricas, ayudarás a realzar tu cuello y rostro.

  • Escote con tirantes finos: En el caso del escote con tirantes lo mejor es que el collar se luzca dentro del marco del vestido sobre la piel. Puedes elegir una medida más larga que llegue al borde de la prenda o una gargantilla ajustada al cuello.

  • Escote camisero: Con este tipo de escote lo ideal es elegir un collar corto si luces la camisa abierta y optar por uno largo si vas a llevar la camisa cerrada. Lo ideal es elegir tonos neutros o metalizados para no recargar demasiado el look. Lo importante es mirar la forma de la prenda a la hora de elegir el collar para pensar cómo luciría mejor. Las gargantillas y los collares cortos permiten que la prenda se luzca más y estilizan mejor el cuello.

  • Escote stapless o palabra de honor: Con este tipo de escote tendrás que elegir siempre un collar o gargantilla corta, a poder ser sencilla. Los collares con varias vueltas y que caigan sobre la piel son los que mejor quedan con este escote.